Carros Usados

Consejos para cuidar de la batería de su vehículo

Debido a la gran cantidad de componentes eléctricos y electrónicos con los que cuentan los vehículos de hoy día, la batería se ha convertido en una parte fundamental en el funcionamiento del mismo. La batería no solo proporciona energía al vehículo cuando este está encendido, sino que es vital para mantener activos todos aquellos sistemas necesarios para su funcionamiento cuando este está apagado.

Aunque prácticamente todas las baterías que se ofrecen en el mercado no necesitan de mantenimiento, es importante que usted tenga algunos cuidados con esta para no afectar su funcionamiento y de este modo poder aumentar su vida útil, no solo ahorrándole dinero, sino también dolores de cabeza cuando esta deje de funcionar de improviso, algo que generalmente ocurre cuando más necesita su vehículo.

Es por eso que si la batería de su vehículo es nuevo, no deberá realizar aquellas antiguas prácticas como agregarle agua desionizada o desmineralizada para mantener los niveles óptimos de líquido en el interior de la misma. Por eso siempre pregunte al vendedor de la batería si debe realizar algún tipo de mantenimiento a la misma pues aunque prácticamente todas las baterías de la actualidad no lo requieren, es mejor curarse en salud.

Cuidados de la batería del vehículo

Entre los consejos para cuidar de la batería de su vehículo le queremos compartir los más esenciales y básicos a realizar como son: 

Bordes y cables

Es muy importante revisar las superficies de contacto tanto de los bordes de la batería como de los cables estén libres de óxido o de sulfatos. Este es un indicador de degradación que con el tiempo termina afectando el funcionamiento de la batería.

Alternador y regulador

Estos son dos componentes propios del vehículo, pero de su adecuado funcionamiento depende el buen funcionamiento de la batería y su vida de útil. De hecho, si tanto al alternador como el regulador no funciona bien, la batería sufrirá de sobrecargas y descargas con frecuencia que la terminará afectando.

Falta de uso

Si por algún motivo usted no puede usar su vehículo todos los días o por un prolongado periodo de tiempo, tiene dos opciones para proteger la batería. La primera es desconectar el polo negativo de la misma. La segunda opción, y la más recomendada por los expertos, es que encienda el vehículo cada tercer día y conduzca el vehículo por al menos dos kilómetros. Esto no solo ayuda a proteger la batería, sino a mantener en buen funcionamiento todas las demás partes del vehículo. No en vano se dice que un vehículo se daña más parado que andando.

¿Cambio o reparación?

Acérquese a un punto especializado en baterías de vehículos que cuenten con todas las herramientas técnicas y tecnológicas para hacer una adecuada revisión de la batería de su vehículo. Si el daño de su batería no tiene arreglo, no se arriesgue a intentar repararla en otro sitio por ahorrarse unos pesos.

El problema con reparar las baterías es que los compuestos que tienen son altamente tóxicos y contaminantes y los lugares donde se realizan estas reparaciones no tienen las instalaciones para disponer adecuadamente de estos desechos, por lo que seguramente los tirarán por las cañerías, contaminando las aguas que seguramente usted y su familia consumirán más adelante.

Por eso para ir a la segura, evitar contaminar el medio ambiente y prevenir que por defectos en el arreglo la batería arruine el sistema eléctrico de su vehículo, lo mejor es comprar una batería nueva. Recuerde que no basta con comprar cualquier batería, por eso asegúrese de comprar la batería que su vehículo requiere.

Fuente: Motor
Fotos: Baterías MAC

Publicado por fidokool83 el 25th diciembre 2017

Sin Comentarios ;(

Deja tu comentario