Carros Usados

¿Qué diferencia hay entre una camioneta 4×2 y 4×4?

¿Le ha ocurrido que a la hora de conversar con alguien más de camionetas le queda la duda de qué querrán decir cuando hablan de que es 4×2 o 4×4? ¿Se ha preguntado por qué un mismo modelo de una marca viene en versiones 4×2 o 4×4? ¿Quiere saber qué diferencia hay entre una camioneta 4×2 y 4×4? A continuación le explicaremos de la forma más sencilla qué tiene que ver esta configuración relacionada con la forma en que el vehículo transmite la tracción.

Es importante que comencemos primero por explicar cómo se transmite la fuerza que produce el motor a las llantas para producir el movimiento. Básicamente existen dos formas: en la primera de ella uno de los ejes (delantero o trasero) es el que recibe la fuerza del motor y es el que genera el impulso, mientras que en la otra forma los dos ejes reciben la fuerza del motor y esta es transmitida a las cuatro ruedas.

¿Qué es 4×2?

En una configuración 4×2, uno de los ejes es el que recibe la fuerza del motor para así poder transmitirla al suelo y generar el movimiento. El otro eje simplemente sigue el movimiento generado por el eje que recibe la fuerza del motor. En este tipo de configuración encontramos que la tracción puede ser o delantera o trasera

Si nos vamos a lo más técnico, debemos decir que 4×2 significa que hay la presencia de 4 semiejes a los que se acoplan las 4 ruedas, sin embargo, solo tiene 2 semiejes motores (en un solo eje) que son los que reciben la fuerza del motor directamente y generan el impulso. De ahí sale la abreviatura 4×2.

Es importante que tenga en cuenta que dependiendo del tipo de tracción el comportamiento del vehículo puede variar y esto aplica tanto para sedanes, hatchback y compactos como para camionetas. Es por eso que dependiendo del tipo de tracción usted deberá tener cuidado con la manera en cómo conduce.

Vehículos de tracción delantera

Los vehículos de tracción delantera tienen el “problema” que puede sufrir de sobrevirancia, es decir, giran muy rápido y pueden hacer que la cola del carro se salga de la dirección que usted quiere llevar por la fuerza del movimiento, haciendo que haga un trompo o incluso puede volcar el vehículo.

La principal recomendación es que tenga mucho cuidado a la hora de tomar curvas en un vehículo de tracción delantera. Tiene dos opciones para esto: o gira a una velocidad baja o si va a alta velocidad, procure no girar el volante o tomar la curva de manera muy pronunciada.

Vehículos de tracción trasera

El “problema” de los vehículos de tracción trasera es que se puede decir que empujan al vehículo y esto hace que ante ciertas situaciones el vehículo sufra de subvirancia, es decir, que no alcance a girar lo suficiente y el vehículo siga derecho. Es vital que cuando conduzca este tipo de vehículos tenga muy en cuenta esto, especialmente la velocidad a la que quiere tomar la curva. Recuerde que el vehículo está siendo “empujado” y tomar la curva le será más difícil, por eso la velocidad a la que tome una curva es fundamental.

No hay mucho de qué preocuparse

Aunque es un problema latente, muchos fabricantes saben esto desde hace décadas y han incorporado en los vehículos elementos de seguridad que se aseguran que no sufra de sobrevirancia ni subvirancia. De hecho, el solo diseño del vehículo busca minimizar estos problemas, pero no se confíe. Igual es muy importante que tenga en cuenta las recomendaciones realizadas para evitar sufrir de estos problemas al tomar una curva que pueden costar vidas.

¿Qué es 4×4?

Cuando hablamos de vehículos 4×4 hablamos de vehículos que tienen impulso en cada una de las ruedas, es decir, ambos ejes generan impulso y cada una de sus ruedas también recibe fuerza del motor, pero no ambos directamente como veremos a continuación. Hablando en términos técnicos, tenemos 4 semiejes acoplados a las cuatro ruedas y aunque también tiene solo 2 semiejes motores (ambos están en un eje) que son los que reciben la fuerza del motor, este cuenta con un aditamento conocido como caja de transferencia que permiten transferir la fuerza a ambos ejes. Entonces, la fuerza directa del motor llega a uno de los ejes, pero la caja de transferencia permite que le llegue esa fuerza también al segundo eje, por lo que serían 4 los semiejes motores con los que cuenta este vehículo cuando se activa.

¿Cuándo elegir una 4×2 y una 4×4?

Llega el momento de decidir y no sabe qué tipo de camioneta escoger. Es importante que siempre mire cuál es el uso que le va a dar al vehículo. Por ejemplo, muchas camionetas 4×2 son vehículos diseñados especialmente para la ciudad que les ofrecen a las personas mayor espacio que un sedán o un compacto. Si usted dispone de una familia numerosa o necesita espacio para transportar cosas en su día a día, esta es la mejor opción.

Las camionetas 4×2 pueden defenderse en terrenos destapados, pero no tendrán el mejor desempeño. Puede que no sean capaces de subir por una carretera destapada muy inclinada o mojada debido al problema que genera el barro. O que el camino sea tan complicado que con solo tracción en un eje sea imposible que el vehículo pueda seguir adelante.

Por su parte, las camionetas 4×4 son muy recomendadas no solo para aquellas personas que andan por muchos caminos destapados o difíciles, sino que también requieren un vehículo que transmita mucha fuerza al suelo pues mueven cosas muy pesadas. Este tipo de camionetas es la idea para este tipo de trabajos y tiene mejor comportamiento en este tipo de situaciones.

Publicado por fidokool83 el 7th septiembre 2017

Sin Comentarios ;(

Deja tu comentario