Carros Usados

¿Qué hacer si te quedas sin frenos?

Quedarse sin frenos es una de las peores experiencias que puede afrontar un conductor. No solamente por el hecho de sufrir un grave accidente o de provocarle graves heridas a otras personas en otros vehículos o en la calle, sino también cuando estamos viajando con familiares o personas queridas para nosotros.

Como primera medida, lo más importante es que usted trate de mantener la calma y haga una rápida evaluación de la situación para que luego trate de llevar a cabo alguno de los consejos que le daremos sobre qué hacer si te quedas sin frenos. Cada situación depende una respuesta diferente, así mantener la calma le ayudará a decidir la respuesta más adecuada.

¿Cómo evitar quedarse sin frenos?

Es importante que periódicamente revise las pastillas de freno y las cambie dependiendo tanto del uso diario que le dé a su carro como de las indicaciones del fabricante. También revise muy bien el sistema de frenos de su vehículo, especialmente la parte hidráulica, y mantenga el nivel adecuado de líquido para frenos para evitar problemas por ese lado.

De igual manera, la forma en que usted conduce pude hacer que se quede sin frenos. Por ejemplo, si va en una carretera en descenso y usa mucho el freno, este se puede calentar tanto que al entrar en contacto con el disco, no frene. En estos casos se recomienda aplicar la técnica del freno motor para que el freno no sufra tanto.

Esta técnica consiste en ir reduciendo las marchas del vehículo (pasar de quinta a cuarta y de cuarta tercera y así sucesivamente) de modo que sea el propio motor el encargado de ir reduciendo la velocidad del vehículo. Esto ocurre porque a menor marcha (cambio), el motor gira a un menor número de revoluciones y esto hace que el vehículo reduzca su velocidad. Esta es una manera práctica de usar menos los frenos cuando se va en descenso para evitar que se recalienten y no funcionen.

A continuación un video de cómo se realiza esta técnica de freno motor:

¿Qué no hacer?

Apagar el vehículo

Otra de las cosas que no se recomienda hacer es apagar el vehículo. Esto es muy peligroso pues hay varios sistemas que requieren que el vehículo esté encendido para funcionar mejor como por ejemplo, la dirección hidráulica. Por eso bajo ningún motivo apagues el vehículo para poder maniobrarlo mejor.

Salirse de la carretera

Tampoco se recomienda que te salgas de la carretera buscando algo de fricción para detener el vehículo. El pasto y la arena hacen mucho más inestable el vehículo y existe una alta probabilidad de que tu vehículo pierda el control y se vuelque, sufriendo tanto tú como los ocupantes de tu vehículo un aparatoso accidente.

Muchas veces vemos videos de conductores que suelen acercar el vehículo contra una montaña o muro de modo que sea esta la encargada de detener el vehículo con la fricción, pero esto es muy peligroso. Incluso conductores con amplia experiencia no han salido bien de esta situación cuando lo han hecho.

Accionar el freno de mano

Usar el freno de mano es muy peligroso, especialmente si vas a alta velocidad. Este pude producir un bloqueo de las llantas que te hará perder el control y accidentarte u ocasionar un accidente muy grave que afecte a muchas más personas. Esto suele derivar en un volcamiento del vehículo y muy posiblemente termines dando vueltas por los aires.

¿Qué hacer?

1. Pon la transmisión en neutro.

Cuando colocas la transmisión en neutro, evitas que siga acelerando el motor y te ayudará a disminuir la velocidad.

2. Coloca las luces intermitentes y haz sonar el claxon.

Necesitas hacerte visible para peatones y otros conductores de modo que te vean y te escuchen y si ven que van a tener un impacto, se preparen o se alejen.

3. Comienza a bombear el freno.

No siempre significa que el carro queda totalmente sin frenos, solo que pierde su capacidad para hacerlo eficientemente, especialmente cuando el problema es hidráulico. Bombear varias veces ayudará a generar una disminución de la velocidad que te puede ayudar para aplicar la técnica del freno motor.

4. Usa el freno de mano.

El freno de mano puede ser usado si no vas a una velocidad muy alta, es decir, por debajo de los 20 km/h. A mayor velocidad ya te dijimos que no lo uses porque es fatal.

5. Colocar la reversa.

Este es un último recurso y posiblemente te quedes sin transmisión, pero suele ser una medida efectiva a la hora de intentar detener un vehículo. El daño será irreparable, pero te ayudará a evitar una coalición peligrosa. Como el freno de mano, es recomendado usarlo a menor velocidad.

Publicado por fidokool83 el 22nd julio 2017

Sin Comentarios ;(

Deja tu comentario